Síntomas de embarazo

Cada mujer es distinta y mucho más si se encuentra embarazada ya que puede presentar un amplio espectro de síntomas, cabe destacar que el embarazo no es una enfermedad. Es por eso que hay tantos síntomas como tipos de embarazos porque cada mujer embarazada es única, lo que se debe hacer es transitar con la mayor responsabilidad posible estos síntomas, tratando de no tomar cualquier medicamente y siempre consultándole a tu médico obstetra de cabecera.

Si tuviste relaciones sexuales sin ninguna protección y el período no llega en la fecha prevista, se puede dar que tarde entre uno o dos días más por cuestiones hormonales, estas ante una posibilidad muy grande que te encuentre embarazada. Distinto es en ciclos irregulares donde nunca hay certeza si te encuentras o no embarazada.  Lo mejor en estos casos es esperar unos días y si continúa sin llegar el período realizar un test de embarazo que suele tener una eficacia bastante elevada y, en algunos test más modernos te informan estimativamente hace cuanto que te encuentras embarazada.

Suele haber una condición llamada embarazo psicológico que no es más ni menos que el desarrollo de síntomas de un posible embarazo, que a veces puede ser probable, donde las expresiones de deseo o miedo puede desembocar en falsas expectativas. Comúnmente se la conoce como “falso embarazo” y nos da una pauta de como el cerebro puede influenciar en nuestro cuerpo, tanto para bien como para mal.

Entre los síntomas más corrientes del embarazo se encuentran los siguientes:

Cansancio: suele durar todo el embarazo, pero es más intenso durante las primeras semanas e incluso es de los primeros síntomas en manifestarse lo que provoca tener un estado de adormecimiento durante todo el día.

Acidez: suele ser una sensación de ardor que causa mucho dolor y estreñimiento en el pecho o la garganta, esto ocurre cuando el ácido que se encuentra en el estómago regresa hacia el esófago, es decir que lo hace a través de un tubo que transporta la comida desde la boca hacia el estómago. Normalmente con un medicamento anti ácido se puede combatir este síntoma, pero durante un embarazo no se puede tomar cualquier tipo de pastilla porque puede tener químicos nocivos para el feto, por lo que habrá que consultar con tu médico de confianza para que te recete lo necesario para poder sortear esta dificultad.

Falta de sueño: generalmente las causas que provocan insomnio durante el embarazo son el aumento de la frecuencia urinaria, dolores de espalda, el reflujo gastrointestinal, entre otros. Cabe destacar que durante el primer trimestre del embarazo lo puede inducir los vómitos y durante el tercer trimestre los movimientos fetales.

Menstruación ausente: siempre que tengas un ciclo menstrual regular puedes darte cuenta de una manera más sencilla si te encuentras embarazada o no ya que este desaparecerá como por arte de magia por el tiempo que dure. En ciclos irregulares puede que se ausente por un tiempo lo que en ocasiones nos puede dar ansiedad o nerviosismo ya que te puede ilusionar sobre un posible embarazo.

Mareo: es de los síntomas más habituales durante el embarazo, depende con la frecuencia que se produce se acompaña de dolor de cabeza, pérdida de sensibilidad e incluso dificultad para respirar y su intensidad puede llegar a ser muy molesta.

Mayor frecuencia de orinado: es bastante habitual que aumentes de un día para otro la cantidad de veces que vas al baño, esto se debe a que los riñones se encuentran realizando trabajo extra por el aumento del torrente sanguíneo durante todo el embarazo desembocando en la vejiga.

Estreñimiento: significa que una persona defeca menos de lo normal lo que indica tener menos evacuaciones en el transcurso de una semana. Depende de la consistencia de las heces podemos saber si estamos en presencia de un estreñimiento, generalmente con este síntoma las heces suelen ser duras y secas, y la evacuación mayormente es dolorosa. No sólo es un síntoma de embarazo, sino que también lo puede tener cualquier persona durante el transcurso de su vida.

Dolor de espalda: es un dolor en la parte baja de la espalda llamada lumbalgia exactamente porque el dolor se encuentra localizado en la zona lumbar y lo sufren aproximadamente alrededor de la mitad delas mujeres embarazadas generándose con más intensidad durante los últimos dos trimestres del embarazo.

Náuseas: normalmente las podemos dividir entre las que tienen vómitos y las que no, este síntoma lo suelen manifestar sólo algunas mujeres embarazadas y no tiene horario de ocurrencia ya que es totalmente espontáneo e inevitable. Se trata de un cuadro hormonal que trata de rechazar la ingesta de alimentos innecesarios para que comas sólo los nutrientes que necesitas.

Dificultad para respirar: el cuerpo de la mujer embarazada sufre la falta de aire ya que aumenta la demanda de oxígeno necesario para poder respirar de la manera correcta, esto sucede cuando se modifica la circulación sanguínea dentro de los pulmones y la manera en que ellos mueven el aire. Estos síntomas suelen replicarse durante el primer trimestre del embarazo y hacia el final del último trimestre ya que la criatura que llevan adentro de su vientre comienza a realizar presión con sus extremidades hacia afuera y a moverse a medida que se acerca la fecha probable de parto y por lo tanto consumen una cantidad de oxígeno importante que lo nutre mediante el torrente sanguíneo.

Sensibilidad en los senos: las hormonas se pueden desordenar un poco durante la época del embarazo por lo que algunas partes se vuelven más sensibles que otras, este es el caso de los senos. Además, se le puede agregar dolores e hipersensibilidad en los pezones.

Aversión a la comida: es el rechazo de repetidas exhibiciones, de algunos alimentos en relación a la textura, olor, color, sabor o temperatura entre otras, llegando en algunos casos a limitar su alimentación a muy pocos alimentos. Esto se da así porque algunas hormonas aumentan la sensibilidad mayormente gustativa y olfativa por lo que algunas comidas que anteriormente no nos daba asco ahora lo hacen y nos resultan desagradables.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir