Síntomas del alcoholismo

La dependencia delalcohol, también conocida como alcoholismo,es una enfermedad crónica generada tras el consumo reiterado y sin control debebidas alcoholizadas. Tanto la salud mental como física del individuo,incluyendo las responsabilidades laborales y el núcleo familiar tienden a verseafectados significativamente con la compulsión a este comportamiento.

Los problemas derivados del consumo de alcohol no reducensus variantes, sino más bien incrementan la posibilidad de afecciones comodesnutrición, aumento de riesgo de ciertos tipos de cáncer, desnutrición,cirrosis hepática, alteraciones cardiovasculares y problemasgastrointestinales. El alcohol puede causar muerte por sobredosis. La violenciay los accidentes de tránsito no quedan exentos de resultados producidos por suconsumo.

¿Cuáles son los síntomas del alcoholismo?

Los síntomas delalcoholismo son inescrutables debido que no solo se presentan a nivelinterno, sino que tienen incidencia en el ámbito exterior. Estos se dividen enlos siguientes ámbitos:

  • Deseo continuo de consumir alcohol.
  • Carencia de control respecto a su consumo, desdela incapacidad de reducir o suspenderlo hasta el incremento en la necesidad debeber.
  • Beber únicamente en la soledad, procurando quelas personas que nos rodean no se percaten de este hecho.
  • En el momento que no se consume, se presenta elsíndrome de abstinencia, donde aparecerá ciertos males físicos intensos que elpaciente intentará aliviar a través de la bebida.
  • Lagunas de memoria.
  • El individuo requerirá del consumo de mayorcantidad de alcohol para adquirir los mismos beneficios. Esto también esllamado tolerancia al alcohol.
  • El consumo de alcohol se mantieneindependientemente de las consecuencias físicas, deterioro cognitivo,psicológico, repercusión social y de las relaciones familiares.

Tipos de alcoholismo

Los tipos dealcohólicos son clasificados en 5 grupos. A pesar que las categorías deJelliek son del 1952 -por cierto, estipulan la base de este complemento- hasido su clasificación quien ha tenido en la posteridad.

  • Alcohólico con dipsomanía: Son personas queconsumen episódicamente. Es decir, estados habituales de abstinencia quetienden a volcarse en episodios de ingesta masiva.
  • Alcohólico delta: Mantiene una diminutapercepción de superación puesto que son incapaces de lograr periodos deabstención considerables. Son bebedores sociales dependientes psicológica yfisiológicamente. Son alcoholizados.
  • Alcohólico gamma: Hay dependencia fisiológica,aunque existe una variedad de factores psicológicos que irrumpen en el proceso.La persona tiende a adherirse a considerables períodos de abstinencia.
  • Alcohólico beta: No tiene dependenciafisiológica. Suele desarrollar sus actividades producto de los factoressocioculturales. La cirrosis hepática y gastritis son algunas de las propiascomplicaciones alcohólicas.
  • Alcohólico alfa: Son bebedores que entran en lacategoría de psíquicos. Su dependencia no llega a desarrollar el síndrome deabstinencia. Se aferra dentro de los estratos psicológicos, no físicos.

Es importante considerar el hecho de que el alcohólico no tienefija la ingesta determinada de la sustancia. Los alcohólicos pueden consumir semanal, mensual o diariamente.

El organismo humano está desarrollado al punto de que elconsumo prologado de alcohol nos obligará a requerir cantidades crecientes parasentir la misma cantidad de efectos. El cuerpo procede a aumentar laresistencia, tolerar más alcohol y generar, a largo plazo, un considerableriesgo de alcoholización.

Las muertes derivadas al consumo del alcohol suelenencabezar las listas de aquellas que tienen parte por adicciones. En México,por ejemplo, el 70% de las muertes por accidente de tránsitos son causadas porel consumo de ésta sustancia. Debido a la perdida de los reflejos, las heridasmás graves son recibidas por los conductores que han bebido.

La adolescencia es la etapa más vulnerable. La convivenciafrecuente con consumidores tiende a desarrollar considerablemente estaadicción, debido que los niños experimentan cambios abruptos. El paso a lajuventud genera angustia, tensión y frustraciones que detona de formadestructiva dentro del alcohol. La responsabilidad paternal implica imponerlímites bajo los que los jóvenes pueden desarrollar el consumo de estasustancia.

Es indispensable entablar conversaciones sobre lasconsecuencias del consumo a edades tempranas, incluyendo el abuso a cualquieredad. Al tender a descontrolarse resultará complejo palear el conjunto deadicciones que se desarrollarán: enfermedades veneras, adicciones, problemas conla ley, violencia, pérdida de control, pérdida de consciencia, accidentesautomovilísticos, disminución del rendimiento académico, realizar actividadesde las que se arrepentirán a largo plazo y colocar en riesgo la salud moral yfísica.

Las personas que consumen alcohol en proporciones menores, obien, nulamente, son aquellos que se crían en familias atentas.

¿Cómo el alcoholismo incide sobre el cuerpo?

Sus efectos son de carácter bifásico. Suelen cambiar conpreponderancia. De manera inicial produce sensaciones de alegría que tienden avolcarse a problemas de coordinación y visión borrosa. 

Los azúcares dentro de la circulación sanguínea sedisminuyen considerablemente cuando el alcohol llega a la sangre. Elagotamiento físico y la sensación de debilidad preceden a este hecho. El dolorde cabeza aparece por la tendencia del alcohol de inhibir la vasopresina, quiense hace cargo de mantener el balance de los líquidos corporales, permitiendoque el riñón reabsorba el agua de la orina. En el momento que falla estafunción, el riñón eliminará una cantidad superior del agua ingerida, lamembrana que cubre el cerebro perderá agua, produciendo el malestar cerebral.

Dentro de los procesos cerebrales se presentanmodificaciones en las emociones -cambios de humor-, juicio y procesos depensamientos. La pérdida del equilibrio, reacciones lentas y alteraciones en lapronunciación son producidas cuando la ingesta del alcohol se acrecienta.Disminución del autocontrol, funciones motoras, capacidad de concentración,cambios de visión, retardo de reflejos, disminución de la alerta, alucinacionesy temblores son algunos de los efectos producidos a raíz de la alteración enneurotransmisores.

Respecto al feto y el embarazo, el consumo del alcoholdesencadenaría el síndrome alcohólico fetal. La malformación cerebral,alteraciones cráneo-faciales, oculares, hepáticas y renales son algunos de losefectos. El sistema nervioso central delfeto se afecta considerablemente, puesto desarrolla retraso mental.

La enfermedad de Wernicke-Korsakoff se desarrolla aldisminuir la vitamina B1, con evidentes alteraciones en la memoria,pensamientos y sentimientos. Las invenciones son tomadas como una realidadcausando estragos dentro de la percepción a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir